La industria y productores porcinos en alerta ante la emergencia de una nueva enfermedad de los cerdos

Versión para impresiónSend by emailVersión en PDF

La Red de Salud Animal del Caribe (CaribVET) exhorta a los actores de la industria porcina en el Caribe a tomar toda precaución necesaria para prevenir la introducción de la enfermedad viral Diarrea Epidémica Porcina (DEP) en sus países.

La DEP se ha presentado en Europa y Asia por algún tiempo pero desde que el primer caso fue identificado en los Estados Unidos de América en abril del año pasado, la enfermedad se ha diseminado rápidamente a27 estados, a lo largo de la frontera con Canadá y fue recientemente confirmado en Colombia, México y la República Dominicana. El análisis genético revela que la epidemia se debe a una nueva cepa altamente patogénica del virus, cercanamente relacionada con la cepa china que primero emergió hace cuatro años.

La DEP causa diarrea severa, vómitos y deshidratación en cerdos de todas las edades y mortalidad de hasta 100% en cerditos no destetados. DEP solo afecta a los cerdos y no se disemina a otros animales y a los humanos. No presenta riesgos a la inocuidad de los alimentos, es decir, los cerdos que se han recuperado de la enfermedad pueden ser consumidos como alimento. Sin embargo, un brote de DEP tiene el potencial de causar un daño severo a la industria porcina debido a las altas tasas de mortalidad en los cerditos.

Una vez infectado, el animal empezará a mostrar signos de la enfermedad en poco tiempo, de 24-36 horas. El virus de la DEP se disemina exclusivamente a través de la materia fecal, en la superficie de objetos contaminados y a través de transportadores mecánicos como los animales y las personas que se mueven dentro de las granjas y entre granjas. Debido a que el DEP presenta signos clínicos muy similares a los causados por la gastroenteritis transmisible (GET) enfermedad viral producida por un virus de la misma familia: Coronavirus, el diagnóstico de la DEP debe realizarse a través de pruebas de laboratorio en muestras (heces, intestinos) tomadas de los animales enfermos. Los animales que han sido expuestos a DEP o vacunados contra la GET no están protegidos contra la DEP y la vacuna contra esta enfermedad todavía se está desarrollando y está en fase de prueba.

La mejor protección contra la enfermedad es incrementar la vigilancia e implementar medidas de bioseguridad en todas las granjas de cerdos. Los productores deben tomar cuidado especial en limpiar y desinfectar los vehículos que entren a las granjas. La vestimenta, botas y equipos no deben moverse entre diferentes rebaños. Debe tenerse cuidado especial cuando se introduzcan nuevos animales a las granjas. Si el productor detecta algún signo de DEP en sus cerdos, deben reportarlo inmediatamente a los veterinarios oficiales locales del Ministerio de Agricultura.


CaribVET, trabajando mancomunadamente con las autoridades de salud animal de la región y con el apoyo de las agencias internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de Salud Animal (OIE), está dando pasos para educar a los actores y beneficiarios a poner a disposición protocolos para la protección de la industria regional porcina para enfrentar esta serie amenaza y mantener a la región informada sobre la situación de la DEP.

Temas nuevos

Sindicar